viernes, 3 de abril de 2009

Extrañar

Dirán que ando emo, pero bla.
También hay dos formas de extrañar.
1.Extrañar a alguien que se se va para algún lado y no se ve más, entonces hace falta y se le quiere ver, abrazar y demás. Esas cosas pasan. A veces los caminos de dos personas se separan y hay que vivir no queda de otra, son cosas que no se planean y no se pueden impedir. Las cosas que no se pueden controlar ni hacer nada al respecto no duelen tanto, por eso, porque uno no puede hacer nada, porque simplemente queda aceptar.
Pero también hay otra forma de extrañar:
2. Extrañar a alguien que está enfrente, que uno sigue viendo, que está ahí. Eso para mi es INSOPORTABLE. Querer besar a alguien que está al lado y no poder. No sé cómo lidiar con eso.

Por eso digo yo, que si se trata de despedidas, deben hacerse largas, lindas, de esas que se quedan para siempre en la mente, de esas que logran que una persona se quede bajo la piel toda una vida.
Y vos sabés, que te amo.

4 comentarios:

DANIELA MUÑOZ dijo...

Awwwwwwww

monique dijo...

me ubico en la opción dos y duele en puta

Hulda dijo...

pues yo pienso q las despedidas no deberian exisitir... por q extrañar a una persona q aun esta ahi, q aun puede besar?
Por q no solo decir "bye, hasta luego" y dejar q el destino haga lo suyo??? sea lo q sea...
TQ Millones boli!

nickyfc dijo...

Las despedidas, sin importar si se hance largas y lindas y llenas de caricias, o cortas, impersonales y llenas de gritos, jamás lograran dejar satisfecho o cerrar la herida dejada por la persona que se va. Eso, solo el tiempo. Y eso es lo que me han dicho.

Puta! eso de extrañar lo que se tiene enfrente es inmoralmente feo.