sábado, 5 de septiembre de 2009

Me gusta bailar

¿Le ha pasado que hay días feos y tristes, grises, en los que sin razón aparente, o por cualquier razón, se siente triste, llorón, o deprimido? Pues este no es un día de esos.

Este es un día brillante, anaranjado, igual que ayer y anteayer. Es un día sonriente. Es uno de esos días en que uno se siente como... como vivo.
Es como cuando uno está en la playa y canta mientras camina mojándose los pies en la orilla del mar.
O come aceitunas viendo las estrellas.
Se siente como ir al festival imperial, y gritar y brincar como demente cuando sale el grupo mas chiva.
Como reírse hasta llorar.
Como comer helados en el pretil en una tarde soleada.
Como cuando a uno se le pone la piel de gallina de pura adrenalina, como electricidad.
Como cuando uno está haciendo limpieza en la casa y pone la música feliz que mas le gusta y baila con la escoba, mientras hace la trompa imitando a Angelina Jolie, porque se siente rica.
Es como cuando uno se encuentra con el amigo del alma sorpresivamente.
Como estar muy contento y bailar en la cali al ritmo de calle 13.
Como cuando a uno le gusta mucho alguien y ese alguien le da pelota.
Como estar esperando ansiosamente algo y no poder dormir el día anterior de la emoción.
Como pasar la noche con los amigos, en piyamas, riéndo de cualquier idiotez.
Como cuando uno va caminando, ve a alguien interesante, y al volver la mirada hacia atrás para verlo un segundo más, ese alguien también está mirando hacia uno.
Como ir en el bus escuchando con los audífonos una canción favorita, e ir usando los dedos como palillos de la batería en el asiento de enfrente.
Como un batido fresa-naranja cuando hay sed o calor.
Como cuando a uno le dicen: Te quiero.
Como cuando a uno le da un arranque loco de ganas de ir a pasear, y encuentra a alguien que quiera ir tambien... e ir!!
Como ir a un concierto de Juan Luis Guerra y bailar, y bailar inclusive después en el parqueo.
Como bailar electrónica disfrazada de hada.
Como bailar en las maquinitas de dance dance revolution que hay en el mall.
Como hacer el intento de bailar tango.
Como bailar una y otra vez haciendo la coreografía de los chicles (FITS!)
Como bailar viendo (de cerca) a los ojos de alguien guapísimo.

¿Me entiende el sentimiento?

Es como de estar contento porque sí... Como sentirse libre. Niña candela. Panal de abejas.
Ni se haga el loco, que se le nota que se dio cuenta del brillo en mis ojos... Esta semana lo estoy estrenando.
Y me gusta mucho bailar.

3 comentarios:

Nayuribe dijo...

Comprendo perfectamente la sensación... y definitivamente también AMO BAILARRRR....
Ayer fui al tobogán y bailé 5 horas seguidas, hasta cansarme, hasta que se acabó la última orquesta... y llegué a mi casa a las 3 de la mañana sin sueño, con ganas de seguir bailando, eléctrica... jeje

Krab Krab (KB) dijo...

Jeje lo que más disfruto de esos días es la sonrisa, esa que uno no se puede quitar de la cara y que hace que todo metiche en la calle le pregunte ¿Qué le pasó?

DANIELA MUÑOZ dijo...

Usté es una rica, baile lo que baile. Siempre que no deje de sonreir mientras brincotea!