viernes, 7 de noviembre de 2008

Random

Decreto que mi primer beso es secreto de café y que no se hable mas del asunto. <-- PUNTO!

A todo el mundo le afecta la lluvia, hasta los publicistas desconocidos comparten sus historias con estudiantes novatas y piden escuchar historias... también es culpa de la boli y del café.

Declaro, que recordar es malo para la salud en noviembre (y dicen que en diciembre es peor)

Falta de azúcar o no sé, pero es una epidemia, epidemia de lágrimas se necesitan helados (o helados o besos (o los dos)) pero la gente es tonta.

No me quejo, ni reclamo, yo nunca me quejo o reclamo, yo me callo y sonrío, porque esa es mi inevitable forma de ser. Pero ahora no me quejo, sólo deseo, y sueño y deseo porque esa es mi inevitable forma de ser.

He de ser una sumisita sirenesca, he de amar la risa y las sonrisas tanto como a los besos (incluso los del cuello), he de ser una sin-vergüenza de pelo alocado que adora los juegos tontos porque se ríe. He de ser la mujer elegante que no devuelve insultos, porque simplemente no le llama la atención el asunto. He de ser un cofre de tesoros (de secretos) que no... ni usté, ni usté conocen... porque soy fantástica escuchando, pero recuerdo a pocos, poquísimos que han aprendido a escucharme. He de ser la que no se cansa de escuchar mentiras, porque quien las dice piensa que va a hacerlas verdad. He de ser la que se acostumbró a que la tachen de "moralista", de sobreprotegida, de decente y recatada (puaaaaaaaffffff), porque me gusta como pienso, y creo en lo que pienso, hasta que me conocen y se dan cuenta que soy una persona, una persona que le gusta divertirse (a su manera), y que resulta bastante divertida. He de ser una romántica empedernida, he de ser un girasol mágico.

Sonreiré hasta el final si logro que esos dos terminen juntos

¿Y luego? FIESTA, porque con ganas o sin ganas la ocupo, LA OCUPAMOS

2 comentarios:

nickyfc dijo...

ponga fecha y hora!!! Eso es todo lo que yo digo.

DANIELA MUÑOZ dijo...

Que lindas sus rabietas, boli, son de las más dulces que he leído, por eso, aunque yo sea medio amarga y usté sea medio cursi, yo la quiero mucho, y el café cuando una se lo toma con usté sabe más rico.